Powered by

bankia

covid-19

Lo mejor de nosotros

¿Podemos ayudar a las personas que más lo necesitan?

¿Y ahora qué?

Bea cuelga el teléfono y mira la pantalla de su ordenador preocupada. Enfrente, tiene el proyecto de diseño en el que está trabajando y que le está llevando más horas de lo habitual. Pero no es eso.

Abre el navegador y pulsa las teclas para abrir el diario online. Las noticias sobre el estado de alarma y el confinamiento copan todos los titulares.

¿Cómo iba a saber ella cuando se mudó a Madrid, dejando a sus padres en Segovia, que se iba a dar esta situación?

Solo han pasado dos meses desde que los dejó en aquel piso con patio interior para que leyeran e hicieran sus crucigramas, cerca de la parroquia, del banco y de las tiendas. Le había costado convencerlos para que dejaran el pueblo y mudarse a la ciudad, con todos los servicios, el médico… ¿Y ahora? 

"No estés tan preocupado"

Al abuelo Jesús, el coronavirus no le da ningún miedo, y así se encarga de transmitirlo a sus hijos y nietos en la videollamada de cada día.

Jesús tiene 72 años, pero las nuevas tecnologías no se le resisten y conoce todas las herramientas disponibles para ver merendar cada tarde a los peques.

A Juan, su hijo y padre de esos peques, no tiene tantas ganas de verle, porque parece que siempre está enfadado. “No estés tan preocupado” le dice Jesús, “que los niños lo copian todo”. Pero Juan no le hace caso: “Papá, tú eres población de riesgo, por favor, ten mucho cuidado”. A Jesús no le hace mucha gracia que le estén vigilando así, pero quizá su hijo tiene razón.

“Si solo salgo a la farmacia, hijo”.

"necesito hablar con alguien"

A Ana le encantaba ver y escuchar las noticias, estar siempre informada y comentar la actualidad con sus vecinos y vecinas y en la cafetería donde cada mañana iba a desayunar. 

Ella, como enviudó, sus hijos se independizaron hace años y vive sola, está acostumbrada a salir y entrar de su casa a su gusto y, a sus 68 años, disfruta de una independencia total. 

Sin embargo, con la llegada de la crisis sanitaria “y del virus ese”, a Ana ya no le gusta tanto escuchar las noticias ni estar sola. Ya solo se pone la radio para coger el sueño y aún así, el corazón se le acelera tanto que muchas noches se las pasa en vela.

Necesito hablar con alguien“, piensa cada mañana cuando asoman los primeros rayos de luz por la ventana.

Estamos siempre a tu lado

En Bankia sitúan el bienestar de sus clientes en el centro de sus acciones y estrategias. Gracias a su servicio personalizado ‘Estamos a tu Lado‘, un millón de pensionistas podrán beneficiarse de estas medidas para evitar salir de casa durante la crisis sanitaria.

 

Compra a domicilio

Bankia y Alares Social se encargan de llevar el carrito de la compra a la casa de los clientes mayores de 65 años.

Telefarmacia 24h

Incluye el paso por el domicilio a por las recetas y la recogida en la farmacia de los medicamentos solicitados.

A tu lado Bankia

Bankia habilita un teléfono exclusivo para consultas de salud y apoyo psicológico por parte de sus clientes.

Te hacemos la compra

A Bea, en la primera de nuestras historias, le preocupa especialmente que sus padres estén solos en Segovia sin conocer a nadie.

Sin embargo, al ser clientes de Bankia y mayores de 65 años, sus padres han podido beneficiarse de un servicio de ayuda a domicilio para hacer la compra de productos de primera necesidad.

Para ello, su madre tan solo ha tenido que llamar a un número de teléfono y esperar a que vinieran a por la lista de la compra. En un solo día, los padres de Bea han recibido su carrito de la compra lleno con todo lo que necesitaban.

Telefarmacia 24 horas

Un compañero de trabajo en una situación similar a la de Juan es quien le habla de este servicio. “¿Telequé?”, le pregunta Juan, sin creérselo. “¿El banco? ¿Seguro?”. Efectivamente, Bankia, junto con Alares Social con CIF A-85760189, presta un servicio de farmacia a sus clientes pensionistas mayores de 65 años para evitar que tengan que desplazarse. Tan solo es necesaria la receta, si la hay, tanto si es electrónica en la tarjeta como si es en papel, y abonar el coste del medicamento. 

El padre de Juan, Jesús, salta con diez mil quejas al enterarse, pero acaba accediendo y, aunque jamás se lo ha reconocido, se siente aliviado de poder quedarse en casa y no tener que ir a la farmacia. Un día menos para merendar con sus nietos en persona.

Consultas telefónicas de salud y apoyo psicológico

Ana recibe la llamada de Verónica, su gestora personal de Bankia para anunciarle el adelanto del pago de su pensión. Al notarla alicaída, Verónica le pregunta si está bien. “De salud sí”, responde Ana, “pero me da mucha angustia todo esto y no lo estoy llevando bien“. 

Verónica le habla enseguida de un teléfono que ha puesto el banco con médicos y psicólogos para ayudar a mayores de 65 años a sobrellevar mejor estos días de malas noticias e incertidumbre. 

Ana lo acepta sin mucha esperanza, porque piensa que no la van a entender. Cuando llama y explica lo que le sucede, se siente un poco avergonzada: “Perdona, seguro que tienes cosas más importantes que atender“, dice, a punto de colgar. 

“No, Ana, por favor. Estoy aquí para escucharte“, le dice Miguel, el psicólogo al otro lado del teléfono. Y Ana, automáticamente y sin saber por qué, se siente mucho mejor.

Nuestro compromiso social

La crisis del COVID-19 ha traído como consecuencias algunas cosas muy positivas.

Hoy más que nunca luchamos unidos para superar esta etapa y frenar la expansión del virus. Nuestra responsabilidad es el mejor arma que tenemos para colaborar con los trabajadores esenciales y los sanitarios a la hora de hacer de esto un camino lo más fácil posible.

Son muchos los gestos tanto personales como de empresas que intentan llevar estas palabras a cabo y cuidar de quien más difícil lo tiene. Y es que a este virus lo vamos a derrotar todos unidos y haciendo un esfuerzo por los que peor lo están pasando estos días.

Para ello, desde Bankia, y con la colaboración de Alares Social con CIF A-85760189, ofrecen estos servicios gratuitos a domicilio para aquellos clientes que los necesiten.

¿Cómo puedo solicitar estos servicios?

Desde Bankia, facilitarán a sus clientes un código personal que deberán canjear a través del teléfono o del email.

Un proyecto de La Razón para

bankia