Powered by

Logo CaixaBank

Líderes emprendedores de la 

transformación social

Altruismo y generosidad

La filantropía personal en España

Acercar la figura del gran donante a la sociedad y poner en valor su contribución es el principal objetivo del estudio “Perfiles de la Filantropía Personal en España, promovido por CaixaBank Banca Privada, a través de su Proyecto de Valor Social, e IE University.

Se trata del primer estudio sobre la filantropía en España pero con vocación de continuidad. Las conclusiones son fruto de una amplia investigación que ha incluido más de 50 horas de entrevistas con los filántropos más destacados del país, con gestores de fundaciones y expertos del sector.  

El estudio se ha centrado en el perfil de los filántropos individuales, que abarca tanto la filantropía que se organiza en torno a una fundación como las pequeñas o medianas contribuciones a otros proyectos.

caixabank-filantropia
caixabank-filantropia

Definición de filántropo. Fuente: Perfiles de Filantropía Personal en España

caixabank-filantropia

Problemáticas que intentan resolver los filántropos. Fuente: Perfiles de Filantropía Personal en España.

La causa filantrópica

¿A qué dedican sus esfuerzos?

La puesta en marcha del proyecto filantrópico implica la asignación de recursos (económicos y no económicos) a una causa determinada. La causa es la suma de 4 dimensiones diferentes pero relacionadas entre sí:

1) La problemática social que quieren resolver: representa el ámbito en el que, a través de su proyecto filantrópico, quiere tener un impacto en la sociedad. A la hora de elegir dónde actuar, se observan diferencias según la motivación que hay detrás del proyecto.

Las principales problemáticas que intentan resolver son: cultura, educación, salud, servicios sociales, ayuda al desarrollo y medio ambiente.

2) Beneficiarios. ¿A quién se intenta empoderar?: la mayoría de los entrevistados intentan empoderar a diversos colectivos simultáneamente. Destacan como principales receptores las poblaciones en riesgo de exclusión social, así como la infancia y la juventud.

3) De qué forma intentan ayudar: se acercan a una visión moderna de la filantropía en la que se aborda la problemática social desde un enfoque holístico, intentando resolver esta problemática con distintas herramientas. Las principales: Donación de fondos, Formación, Investigación, Mecenazgo de arte, Asesoramiento

4) El ámbito de actuación – local, regional, nacional o internacional: algunos filántropos empiezan haciendo iniciativas a escala local o regional y luego dan el salto a la escala nacional o incluso internacional. Pero también hay casos en los que sucede a la inversa, algunos que estaban enfocados en el ámbito internacional deciden redirigir parte de sus recursos a áreas más cercanas a su entorno porque las necesidades de los que están a su alrededor cambian.

"Con la llegada de la crisis, nos acercamos a lo local. Seguro que en otros países la ayuda es absolutamente necesaria, pero es que también lo era aquí"
Ana Suárez
Secretaria de Patronato de la Fundación Profesor Uría

Emocional, generacional y estratégico

Los perfiles de la filantropía en España

Todos los entrevistados buscan solucionar una problemática social e ir más allá de un modelo puramente asistencial porque, independientemente de la causa elegida, aspiran a lograr un cambio que mejore la vida de las personas. “Hoy en día, de lo que se trata es de transformar el mundo en la medida de lo posible, aunque sea pequeño, que cada organización tenga una labor transformativa”, asegura Lucrecia Botín (Fundación Khanimambo).

También, todos conciben la filantropía como un “acto de generosidad” y destacan una serie de desencadenantes que impulsaron la puesta en marcha de un proyecto filantrópico, que de alguna manera canalizó en algo tangible esa predisposición a ayudar a los demás.

Para algunos, esa llamada a la acción responde a un momento vital particular, relacionado con algún suceso personal o profesional. Para otros, responde a una necesidad de crear un legado familiar. Pero por lo general, antes de estos desencadenantes del surgimiento de sus proyectos filantrópicos, ya estaban llevando a cabo acciones de ayuda de manera más informal.

Isabel Gemio lo relata en primera persona: “la vida me puso en unas circunstancias personales muy concretas, relacionadas con un hijo que tiene una enfermedad degenerativa de esas poco comunes.”

Los retos de los tres perfiles identificados en el estudio son comunes, pero a la hora de implementar sus proyectos filantrópicos se enfrentan a desafíos particulares.

caixabank-filantropia
caixabank-filantropia
caixabank-filantropia
caixabank-filantropia

La diversidad de perfiles explica la complejidad de la práctica de la filantropía en España y la falta de conexión con la sociedad, dejando en evidencia la necesidad de contar con un ecosistema filantrópico más desarrollado.

“Gestionar esta complejidad exige la existencia de un ecosistema filantrópico fuerte, que fomente el que personas que tienen una vocación altruista puedan llevar a cabo su labor con las máximas garantías para generar el mayor impacto social posible. Faltan en nuestro país puntos de encuentro entre filántropos, e instrumentos que fomenten la participación de la sociedad en actividades relacionadas con la filantropía”
Jordi Casajoana
Director de Colectivos de Valor y Filantropía en CaixaBank Banca Privada

El filántropo en acción

¿Cómo se implementa un proyecto filantrópico?

Todos los entrevistados canalizan la actividad filantrópica a la que dedican mayor esfuerzo a través de una fundación. Sin embargo, en línea con el carácter multidimensional de las causas en las que están implicados, son filántropos “en serie”, ya que todos combinan la actividad de la fundación con otros mecanismos.

Los principales mecanismos son: Fundación, donaciones individuales, otras aportaciones individuales, mecenazgo de arte, Family Office, inversión de impacto

Dependiendo del tipo de perfil, tienden más a unos mecanismos que a otros.

El proyecto filantrópico suele estar muy centrado en la figura de su fundador al inicio, pero progresivamente evoluciona y va incorporando a nuevos actores.

Destacan dos aspectos principales que preocupan y condicionan la forma en la que se realiza la delegación de responsabilidades:  por un lado, la desviación de la misión. Riesgo de pérdida de la esencia y valores de su proyecto.

Por el otro, la captación de talento híbrido: encontrar dificultades para identificar personas con las que compartir su visión y  que cuenten con amplia experiencia en la problemática a la que se dedican.

En lo relacionado con las formas de financiación, las más habituales son la aportación patrimonial, aportaciones periódicas, aportaciones de terceros, fondos de la empresa familiar o la generación de ingresos.

De nuevo, dependiendo del perfil del filántropo, valoran más unas formas de financiación que otras.

caixabank-filantropia
caixabank-filantropia

El filántropo en su contexto

¿Cómo percibe el filántropo el entorno en el que desarrolla su proyecto?

La percepción del filántropo pasa por tres áreas perfectamente identificadas.

En primer lugar, mediante el marco legal y administrativo: una de las principales barreras de la filantropía en España es la excesiva burocracia para poner en marcha un proyecto filantrópico. También la escasez de incentivos fiscales que promuevan la acción del donante individual.

En segundo lugar, la falta de cultura filantrópica: la visión que se tiene sobre la figura del filántropo en España es más negativa que en otros países. Esto se debe a la tradición católica de nuestro país, la visión negativa que se tiene en España de la figura del empresario y también de la concepción del Estado que existe en la sociedad española y, en concreto, el papel del estado del bienestar.

Y por último, el ecosistema: otra de las tareas pendientes es la falta de un ecosistema de filantropía sólido y se aboga por crear puntos de encuentro entre filántropos e instrumentos que fomenten la participación de la sociedad.

Una mirada al futuro

La filantropía del mañana

En España la filantropía tradicional convive con una concepción más moderna (nueva filantropía o filantropía estratégica) que, aunque se trata de un fenómeno relativamente reciente en nuestrro país, a nivel global sigue una tendencia creciente a adoptar principios de gestión empresarial en la concepción y diseño de los proyectos filantrópicos.

El filántropo tradicional responde a unos valores que le llevan a considerarse caritativo, benefactor, sentimental, personalista y que actúa con buena fe. Por su parte, el filántropo moderno se decanta más por ser transformador, emprendedor, estratégico, colaborativo y sistemático.

caixabank-filantropia

La contribución de ambas partes es necesaria para la consolidación del ecosistema filantrópico y para lograr un impacto social sostenible y efectivo.

“No nos limitamos a una forma de “dar”, seguimos apoyando a proyectos con donaciones desde un enfoque de “filantropía tradicional” -entendemos que hay que cubrir necesidades básicas y que no todos los modelos son sostenibles-, pero fomentamos y ponemos en práctica mecanismos alternativos para contribuir de formas más sostenibles al cambio social, apostando por modelos híbridos de inversión que creemos fomentan la libertad y potencian la dignidad de las personas, evitando dependencias.”
María Cruz-Conde
Medición de Impacto en Open Value Foundation
caixabank-filantropia

Un nuevo escenario

Movilización y compromiso ante la COVID-19

Según demuestran los datos, los filántropos en España han actuado de manera ágil y con una gran capacidad de movilización para responder a las necesidades más inmediatas provocadas por la pandemia, cambiando de prioridad en los tipos de proyectos programados, y aumentando de forma significativa la cuantía de fondos inicialmente asignados.

Ahora se plantea el interrogante de si esto supone cambios en profundidad en el sector o han sido reacciones efímeras que no se mantendrán, teniendo en cuenta el posible efecto negativo de la crisis económica sobre la disponibilidad de fondos por parte de los propios filántropos.

Frente a este escenario, la multiplicación de proyectos de emprendimiento social que han nacido a raíz de la pandemia, y la inversión de impacto destinada a los mismos aportan un dato esperanzador.

Actualmente, es más necesario que nunca construir alianzas y abordar los problemas sociales desde un enfoque colaborativo.

CaixaBank Banca Privada, Proyecto Valor Social e IE Center for Families in Business

Difundir y potenciar la filantropía

El impacto sanitario, económico y social derivado de la COVID-19 ampliará las desigualdades existentes en España y hace más urgente que nunca incrementar las ayudas. Nuestro país necesita más que nunca de personas y entidades que mediante su esfuerzo, compromiso y buen hacer puedan desarrollar iniciativas y proyectos que tengan un impacto positivo en el conjunto de la sociedad y en los más vulnerables.

Es por ello que este estudio es tan relevante, pues nos ayuda a reflexionar sobre la necesidad de seguir ampliando y mejorando nuestros proyectos de filantropía.

Siempre he creído que para tener un proyecto de vida completo es imprescindible tener sólidos valores y un fuerte y permanente compromiso de ayuda a las personas.

Desde la Fundación “la Caixa”, que tengo el honor de presidir, nos esforzamos en poner nuestro grano de arena, en ser una escuela de valores humanos que a veces parece que la sociedad ha olvidado y que queremos recuperar“.

Isidro Fainé, presidente de la Fundación Bancaria “la Caixa”

caixabank-filantropia

El Proyecto Valor Social de CaixaBank ofrece un servicio de asesoramiento en filantropía e inversión sostenible. Según IE Center for Families in Business, la filantropía es un aspecto central para muchas grandes familias empresarias, una forma de tangibilizar sus valores y el sentido de pertenencia.

A través de su Proyecto Valor Social, CaixaBank Banca Privada quiere difundir y potenciar la filantropía entre sus clientes. Mediante estudios como este dan visibilidad a la actividad filantrópica en España y contribuyen a la formación de un ecosistema fuerte, que es una de las necesidades detectadas.

Un proyecto de La Razón Content para

Logo CaixaBank