Proyecto en colaboración con

Telefónica

Construyendo un mundo mejor a través del IoT & Big Data

Hablamos con Bernardo Campillo, gerente de relaciones con analistas de la industria y partnership de IoT & Big Data en Telefónica Tech. Su posición le permite contar con una visión de la tecnología enormemente beneficiosa, que contribuye al crecimiento de la sociedad

"Vamos a ver una tendencia en la transformación digital de las empresas. De manera que van a ser cada vez más proclives al uso de IoT, Big Data e Inteligencia Artificial. Se están moviendo a estrategias basadas en datos"

La tecnología va a ser clave para la reactivación económica, pero no sólo para la recuperación de las empresas, también puede y debe tener un impacto muy relevante en otros aspectos de nuestras vidas.

Y es que, la crisis de la COVID-19 ha puesto de relieve la fragilidad de nuestras “certezas”, la necesidad de repensar nuestra relación con nuestro entorno, y nuestra relación con nuestros semejantes. Por ello, no sólo hablamos de robots industriales, de soluciones de inteligencia artificial aplicadas, por ejemplo, al comercio electrónico; o de cómo la digitalización ha permitido a muchas empresas seguir funcionando con sus trabajadores y clientes confinados. También hablamos de tecnologías basadas en Big Data e Inteligencia Artificial que permiten analizar los datos de expansión del virus; tecnologías IoT que nos ayudan a cuidar de nuestro entorno físico, de nuestra salud, de nuestros monumentos; de robots conectados a la nube, y que hasta permiten a nuestros mayores seguir siendo autónomos en sus hogares.

O simplemente, de tecnologías que nos hacen la vida más fácil, enfocadas a mejorar el bienestar de los ciudadanos.

"Tenemos que enfocar este uso beneficioso de la tecnología no solo al negocio, sino a mejorar la calidad de vida de las personas"

En esta ocasión, conversamos con Bernardo Campillo, gerente de relaciones con analistas de la industria y partnership de IoT & Big Data en Telefónica Tech. Bernardo nos arrojará con su testimonio un halo de luz sobre el papel que va a jugar la digitalización a la hora de estimular la economía, cómo a través de la innovación se pueden eliminar barreras en ámbitos de consumo como el comercio, la industria, el transporte o la agricultura y dónde reside el valor que aporta el desarrollo de IoT y Big Data de forma responsable.   

“Creo que la tecnología nos va a ayudar a generar seguridad a los clientes y a los propios empleados, cambios en los modelos operativos para que las empresas  sean más eficientes y más flexibles, y aseguren esa optimización de la seguridad”. En la actualidad, uno de los elementos necesarios para garantizar el buen desarrollo empresarial y, por ende, el crecimiento económico, es la seguridad de los datos y la información con la que trabajamos. Sobre todo, si tenemos en cuenta la tendencia de los próximos meses a la promoción de nuevos modelos organizacionales basados en datos, incrementando así el uso de IoT, Big Data e Inteligencia Artificial.

En esta línea, la innovación actúa como eje vertebrador de estas nuevas estrategias. “Sin duda, la innovación va a traer beneficios en muchísimos ámbitos y tenemos un montón de ejemplos. En el ejemplo del retail, en los espacios comerciales, estamos viendo cómo las cámaras termográficas realizan revisiones automáticas de los clientes y empleados. O incluso en el transporte, tenemos herramientas que permiten un control más detallado de la flota, la optimización de su uso, tener mejor visibilidad  de las condiciones de trabajo de los conductores o repartidores”. 

Pero no son los únicos, sino que este uso de la tecnología en el proceso de innovación se puede extrapolar a otros ámbitos más tradicionales como por ejemplo la agricultura, en donde ya existen drones que sobrevuelan el campo con cámaras para detectar cualquier anomalía que se puedan producir en los cultivos.

"Los peligros de enfrentarnos a un desarrollo tan veloz y cambiante son derivados de utilizar esta tecnología de una manera que no sea con un firme compromiso de responsabilidad y de respeto de los derechos humanos"

Por supuesto, uno de los temas que más interés despierta es la crisis sanitaria del coronavirus, que nos ha trastocado la realidad como la conocíamos hasta el momento. Esto ha desencadenado en la adquisición de nuevos hábitos y nuevos modelos de trabajo, así como de relacionarnos o de ir a la compra. En este punto, la pregunta es clara: ¿cómo se emplea el IoT y el Big Data en la lucha contra la expansión de la COVID-19? 

“Para ayudar a prevenir nuevos contagios o rebrotes, lo que hemos hecho es aglutinar los datos que emiten los diferentes sensores que hay en las ciudades y en nuestras redes de telecomunicaciones además de otro tipo de información, para analizarlos todos de manera anónima; con el fin de obtener modelos predictivos sobre la movilidad de los ciudadanos basándonos en patrones de comportamiento“. Por ello, podemos decir que el Big Data ayuda a visibilizar y a tener mejor control de lo que podría pasar.

Además, estos beneficios de la digitalización también son extensibles a otros ámbitos como el cuidado del medio ambiente, utilizando drones para la detección de incendios forestales en zonas remotas; el cuidado de las personas, implementando en algunos hospitales cámaras para monitorizar de forma automática camas para enfermos de COVID-19; o el ámbito socio-sanitario, utilizando modelos basados en Big Data e Inteligencia Artificial para mejorar la eficiencia de sus procesos y la predictibilidad y fiabilidad de los resultados de asistencia al ciudadano. 

Finalmente, no podemos olvidar la velocidad a la que se produce este desarrollo tecnológico sin precedentes. Una transición que conlleva beneficios pero también algunos riesgos: “los peligros de enfrentarnos a un desarrollo tan veloz y cambiante son derivados de utilizar esta tecnología de una manera que no sea con un firme compromiso de responsabilidad y de respeto de los derechos humanos. Nosotros desde Telefónica promovemos una aplicación ética de estas tecnologías, por eso contamos con un código ético que incluye a todos los desarrollos, por ejemplo de Inteligencia Artificial, para hacerla justa, transparente, explicable y centrada en las personas”.

Conectados, progresamos

A lo largo de este proyecto, hablamos con algunos expertos en diferentes áreas temáticas que tienen un impacto relevante en la actual situación y en un futuro cercano.  Abordaremos cuestiones clave relacionadas, sobre todo, con cuatro ejes principales: digitalización y sostenibilidad, reactivación económica, educación y formación, y redes. 

A través de su experiencia y sus testimonios, iremos abordando de manera detallada y fidedigna los factores más notables para que la transición al nuevo escenario digital sea lo más efectiva posible. El futuro es digital y Telefónica se erige como uno de los principales aliados para abordarlo con las mayores garantías posibles.

Digitalización y sostenibilidad


Reactivación

Educación y formación


Redes

Un proyecto de La Razón Content para

Telefónica