Powered by

seiko-logo

Nuevos tiempos
bajo el mar

el origen

Un punto de partida

Sentado en la proa del barco junto a otra decena de personas, llegó el momento que llevaba esperando tanto tiempo. “¿Estáis todos preparados?”, espetó José Luis, nuestro monitor aquel día. “Es preciso que reviséis que no lleváis ninguna pertenencia que pueda estropearse”.

De un vistazo rápido volví a comprobar que me había desprendido de todo. Antes de partir, nos habían proporcionado una bolsa  de plástico impermeable en donde guardé la alianza de boda, una pulsera de plata que heredé de mi abuelo,  una medalla y una cadena.

Nos dispusimos a calzarnos las aletas, las mojamos para facilitar el trabajo, ajustamos la correa al pie y volvimos a la postura inicial. De repente, antes de ponernos la máscara y comprobar que las botellas de oxígeno funcionaban correctamente, noté cómo me escandilaba a través de un rayo de luz reflejado en el reloj de un señor de unos sesenta años. No me pude resistir: “perdone, debería quitarse el reloj para que no le deje de funcionar”.  

La tímida sonrisa que me regaló me desconcertó. 

seiko

Después de más de una hora de inmersión, ya en la cubierta de aquel enorme barco, volví a topar con aquel señor. Las ganas de saber la incógnita detrás de ese reloj se apoderaron de mí de manera incontenible.  “¿Dónde está el secreto?”, me atreví a decir mientras iba recuperando el aliento poco a poco.

Como si lo estuviera esperando, su contestación fue inmediata: 

“El primer reloj para bucear se fabricó, nada más y nada menos, que en el año 1965 en Japón. Sin ser nada del otro mundo, el reloj era resistente hasta 150m de profundidad, tenía un bisel giratorio con una tija especial y la esfera permitía una alta legibilidad. A partir de aquí, se fueron mejorando considerablemente en materia de seguridad, legibilidad y resistencia, permitiendo de esta forma disfrutar del buceo en cualquiera de las condiciones. Lo más curioso fue cómo se decidió fabricar”. 

Por su expresión facial supe que se trataría de una historia apasionante. Un hito en la historia de la horología, pero también de los deportes náuticos. “¿Cómo fue?”, me apresuré a verbalizar.

“Todo empezó con una carta de un buceador profesional en la prefectura de Hiroshima, Japón. El buceador explicaba que ningún reloj era lo suficientemente robusto como para soportar las presiones y tensiones que él experimentaba cuando utilizaba una cápsula de buceo o cuando practicaba buceo de saturación. Y ahí nació el reto de fabricarlo”.

seiko
seiko

presente y futuro

Nos dispusimos a desvestirnos el traje de neopreno, las pesas y las botellas de oxígeno. Al mismo tiempo, aquel hombre echó la vista atrás para buscar en el pasado.

“Después de más de 50 años del nacimiento del primer reloj de buceo profesional, se puede decir que el camino no fue fácil. Para llegar a lo que es hoy, tuvieron que hacer frente a multitud de retos”. 

Con un tono de voz seguro y decidido, me contó cómo lo fueron mejorando poniéndolo a prueba en condiciones extremas. “Probaron su fiabilidad en el Polo Norte y Sur, incluso en una expedición para coronar el Monte Everest y los picos más altos del mundo. También sometieron estos relojes a duras pruebas bajo el agua, como cuando los fijaron en el exterior del casco del “SHINKAI 2000”, un sumergible japonés de investigación, resistiendo la presión del agua a 1.062m. ¡Casi nada!”

seiko

Innovación, tecnología y vanguardia

Después de conversar con el señor sexagenario, puedo decir que mi experiencia de buceo fue mucho más que una simple sumersión. Es curioso que nunca nos paramos a conocer lo que hay detrás de objetos tan cotidianos, que utilizamos diariamente y de los cuales no nos gusta prescindir.

Aquel día pude entender la capacidad del ser humano de superarse a sí mismo. Y es que se dedicaron grandes recursos humanos y de ingeniería a la creación de los relojes de buceo.

Desde el programa de siete años de desarrollo que llevó al hito del reloj de 600m en 1975, los ingenieros han continuado desarrollando tecnología que ha convertido el buceo en un deporte más seguro y más fácil, tanto para los buceadores profesionales como para los aficionados.

Gracias a la inversión y la innovación relevante, se mejoraron aspectos como la resistencia al agua, a los golpes y la impermeabilidad frente al gas de los relojes de buceo. La innovación, al servicio de la tecnología y la vanguardia, hizo posible semejante logro.

seiko
seiko

¿Necesitas un compañero de aventuras bajo el mar?

Un proyecto de La Razón para

seiko-logo