Powered by

LLEGA OPEN SKY, DE COMPAÑÍA DE PHALSBOURG

El futuro
ya está aquí

Entramos de lleno en la segunda década del siglo. Con un peso increíble de lo digital y unas renovadas aspiraciones por parte del consumidor, el mundo retail vive hoy una revolución en la que la sostenibilidad juega un papel fundamental.

Muestra de ello es Open Sky, un lugar del futuro emplazado en el presente.

Con la llegada de Open Sky, estamos ante una nueva generación de centros comerciales que ha llegado para quedarse. 

Y es que se trata de un complejo al aire libre de más de 90.000 metros de superficie, que se convertirá en el mayor centro de ocio de la Comunidad de Madrid, y uno de los más grandes de todo el continente.

Con un planteamiento abierto y un enorme lago como eje, este espacio pretende ser una extensión de la naturaleza que le rodea, con la sostenibilidad como motor de cambio

En su construcción, Open Sky ha contado con el partner global Telefónica Empresas. Al frente de este proyecto está Compañía de Phalsbourg, capitaneada por su presidente Raphael Martin, líder en desarrollo e innovación en el mercado inmobiliario comercial.

Tras este innovador proyecto se encuentra Gianni Ranaulo, un arquitecto y diseñador italiano que lleva más de 12 años trabajando con Compañía de Phalsbourg, la cual le ha dado la posibilidad de experimentar juntos con nuevos lenguajes y conceptos arquitectónicos.

Hoy en día, su trabajo le hace moverse entre París y Dubai, y es precisamente en este último lugar donde ha encontrado inspiración para la ideación de Open Sky, con la “creación de este nuevo paradigma del mundo del comercio que intenta combinar las condiciones preexistentes urbanas buscando una diferenciación con respecto al e-commerce, ofreciendo, no solo un lugar, sino un momento atractivo e innovador”, afirma.

“Este proyecto es una oportunidad perfecta para la creación de un lugar con un valor icónico y una calidad arquitectónica capaz de proponer ese lifestyle alternativo que da al proyecto su identidad única en el contexto urbano y social donde está”.

Gianni Ranaulo, arquitecto y diseñador de Open Sky

open sky

Open Sky: tecnología, diseño y sostenibilidad

Emplazado en la madrileña localidad de Torrejón de Ardoz, Open Sky cuenta con 95.000 m2 de superficie, rodeados de pura naturaleza. Como relata su creador, el paisajismo es uno de los grandes valores, gracias a dos enormes lagos y más de 100.000 m2 de zonas verdes que lo enmarcan. De esta forma, se consigue, como nunca antes, “una cohesión entre el espacio construido, la naturaleza y el individuo“.

Y es que Open Sky ha sido diseñado para ser una continuación de lo que le rodea. Ranaulo lo describe como “la interacción permanente entre el objeto construido y la vegetación, que crea la diversidad de espacios que dan la identidad al proyecto y garantizan su funcionalidad”. Así, apuesta por la arquitectura contextual, en la que la naturaleza “guía” y da “la dirección a seguir”.

Para el arquitecto, fue un “privilegio enorme” poder trabajar con la Compañía de Phalsbourg, responsable de este rompedor centro comercial, ya que comparte con ellos esa ambición de crear proyectos revolucionarios como este, que cayó en sus manos hace un tiempo y que hoy es una realidad.

Además del diseño, Open Sky gira en torno a dos de los pilares de Compañía de Phalsbourg: la tecnología y la sostenibilidad. En esto, como afirma su creador, este espacio es único: “Es importante entender la sostenibilidad como un concepto que atraviesa todo el proyecto, en sus aspectos económicos, sociales y naturalmente energéticos y eso en nuestros días pasa por una apuesta en la tecnología“. 

Para llevar a cabo este proyecto en su vertiente tecnológica, Open Sky ha contado con un partner excepcional: Telefónica Empresas. Juntos, han construido un complejo en el que la eficiencia energética y los 5 sentidos se combinan para crear esta experiencia sensorial y comercial. 

“Se trata de un concepto totalmente innovador, que busca transmitir una experiencia de cliente abrumadora, sin dejar de lado en ningún momento el componente medioambiental. La espectacularidad no tiene por qué ir a costa del planeta”, comenta Santiago Díaz-Mor, Responsable de Marketing de IoT y Energía de Telefónica Empresas sobre esta hazaña que combina arquitectura de vanguardia y sostenibilidad. 

Open Sky es toda una revolución en este sentido. 

GRD-OST-A01-birds view day-min

Buscando la máxima eficiencia

Los centros comerciales son espacios con un elevadísimo consumo energético. Suelen ser lugares con un constante empleo de inversión energética que no siempre es eficiente. 

Por esto, Open Sky es diferente.

Las soluciones que hay detrás de este complejo mastodóntico están asociadas a dos aspectos clave en el ahorro del consumo de un espacio con estas características: la eficiencia energética y la tecnología desplegada para el control y monitorización remota del gasto energético y, especialmente, de los elementos más consumidores de energía, la climatización y la iluminación.

La telegestión de estos elementos, es decir, su control a distancia, supone un antes y después en la forma de consumir de un centro comercial. En este caso, Open Sky presenta un ecosistema particular, del que los locales forman parte y disfrutan de todo el potencial que la infraestructura y la tecnología de vanguardia del centro comercial les ofrece. 

En este caso, esta voluntad de respetar el medioambiente y minimizar el impacto energético de un espacio de estas características actúa también como una seña de identidad para estos locales que, además de actuar como lugares de venta, quieren posicionarse del lado del planeta.

¿Qué hace del Open Sky un espacio sin igual?

Para Gianni Ranaulo, Open Sky ha sido “un aprendizaje y un logro” y explica: “Las características formales de este proyecto y la intención de crear un elemento icónico con una identidad y una función muy particular nos obligaron a utilizar una serie de herramientas informáticas con nuestros colaboradores (ingenieros, desarrolladores y fabricantes de productos), que hicieran de la tecnología un elemento fundamental“. 

Gracias a la complicidad con el arquitecto, Compañía de Phalsbourg logra tener el mando sobre los parámetros deseados y el funcionamiento de estos equipos, fundamental para minimizar el impacto y no sacrificar, en ningún momento, lo más importante: la experiencia de usuario.

En un mundo cada vez más digital, “los retails deben cuidar cada vez más la experiencia de cliente en sus espacios físicos”, afirma Eva Pérez, Head of Retail, Energy & Smart Cities Solutions_ IoT&Big Data Telefónica Tech. Considerar algunos parámetros básicos como “la temperatura, la humedad, el nivel de CO2, etc… son claves para asegurar el confort de los clientes y, sobre todo, cuidar que la experiencia física sea homogénea en todos sus espacios”, añade.

Por ello, la climatización de los locales de restauración y la iluminación están totalmente telemedidas para aprovechar su consumo al máximo y descubrir puntos débiles en los que se puede introducir cierta mejora. De esta forma, el centro comercial solo está climatizado e iluminado cuando es necesario y ahorra en aquellas  horas en las que no es necesaria su función. 

“Hoy en día, existen herramientas para ajustar la producción de frío/calor a la demanda que requiere el establecimiento, cambiando los parámetros en función del aforo y la sensación térmica del exterior, y adaptando los sistemas de clima e iluminación para que la experiencia que percibe el cliente sea la mejor en cada momento al mismo tiempo que se reduce el consumo de energía”, comenta Eva Pérez.

Además, el funcionamiento de los aparatos que se usan están también monitorizados, de forma que, cuando hay que reemplazar alguna de sus partes, el personal técnico puede adelantarse. 

De esta manera, no solo se optimiza el funcionamiento del equipo, sino que también se evitan desplazamientos innecesarios para llevar a cabo su mantenimiento

“Imaginemos unas máquinas tan inteligentes que ellas mismas comuniquen que está todo bien y que puedan dar aviso cuando haga falta una revisión, alargando su vida útil, y pensemos en todo lo que ahorraríamos así, por ejemplo, en el combustible de las furgonetas de mantenimiento y las emisiones de CO2 que se dejarían de emitir.

Ana Belén Pociña
Responsable de medioambiente y soluciones sostenibles

Al contrario de los centros comerciales más tradicionales, a los que se asocia con un grandísimo consumo de energía, Open Sky apuesta por un uso energético alimentado por una fuente renovable sin emisiones de CO2: gracias a su instalación de 7.500 metros cuadrados de paneles de energía solar fotovoltaica colocados en la azotea, el espacio se nutre de una energía renovable en hasta un 30% del consumo total, sin interferir en el paisaje del centro comercial.

Además de esta instalación, Open Sky se sirve del lago, un atractivo visual que, además, cumple una función muy especial: contribuir al sistema de climatización de cada local de restauración gracias a la condensación del agua, con una superficie de más de 10.000 metros cuadrados.

open sky

El carácter icónico de este centro comercial se asienta en gran parte en la escultórica superficie blanca que se extiende a lo largo de todo el proyecto, unificando todo el conjunto a partir de geometrías más cercanas al mundo natural. Se trata de una estructura envolvente de formas orgánicas con una fachada ventilada de 18.000 m2

Para conseguir este resultado, se llevó a cabo el montaje de casi 20.000 m2 de piezas en Krion K-Life, un “material desarrollado por una empresa española, con propiedades fotocatalíticas, logrando alcanzar normativas de construcción sostenible – en el caso de este proyecto, la certificación BREEAM“, cuenta el arquitecto italiano.

open sky

Hoy en día, el sector retail hace frente a multitud de retos que lo ponen a prueba en todo momento. Para afrontar este cambio, Telefónica Empresas ayuda a impulsar la digitalización y la conectividad y hacer de ambas un punto de apoyo clave, que ayude a sus clientes a llevar a cabo su actividad de forma más eficiente y sostenible. 

De esta manera, Telefónica ayuda, mediante soluciones tecnológicas y digitales, a arrojar luz en el consumo energético de negocios y empresas. Y es que en este caso, como en tantos otros, el conocimiento es poder. Solo mediante la observación y el análisis, se puede identificar aquellas fugas energéticas sobre las que hay que actuar.

“Aquello que no se puede medir, no se puede mejorar. Conocer la cantidad de energía que consumen los elementos de una instalación, es la llave de entrada para implantar medidas de control del consumo y del gasto. Todo ello a través de la tecnología IoT”.

Santiago Díaz-Mor,
Responsable de Marketing de IoT
y Energía de Telefónica Empresas

El pasado año, la Comisión Europea propuso en su Pacto Verde Europeo la reducción en un 55% (con respecto a 1990) de los gases de efecto invernadero para el año 2030. Se trata de un objetivo en el que, como sociedades, debemos empezar a trabajar ya, para seguir construyendo, cada vez más, un mundo mejor para todos. 

Para aportar su granito de arena en esa línea, Telefónica se ha propuesto el siguiente objetivo en 2025: evitar que 5 millones de toneladas de CO2 de sus clientes lleguen a la atmósfera con sus productos y soluciones.

Ya en 2019, gracias a las soluciones ofrecidas a sus clientes en España, se evitó la emisión de 862.000 toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera, ocho veces el CO2 que solo Telefónica emite en todo un año

Además, en el caso de nuestro país, el 100% de electricidad que consume la red de telecomunicaciones de Telefónica tiene un origen 100% renovable. Por ello, todas las soluciones que ofrece a otras empresas como Open Sky, como IoT, la nube, big data… están sustentadas en energía verde.

El mayor crítico: el consumidor

Las reglas del juego han cambiado. La ciudadanía cada vez es más consciente y participa de forma más activa en la agenda medioambiental de sus países y economías. Por ello, otro de los desafíos a los que hace frente el sector retail es satisfacer a un consumidor que es cada vez más demandante y exigente. El bienestar y la satisfacción del cliente forman parte del ADN de Compañía de Phalsbourg.

Para un esfuerzo realmente efectivo, es necesario que la preocupación por el medioambiente comprenda todos los pasos de la cadena. Por ello, cada vez son más los retailers que se suman a prácticas responsables desde sus tiendas físicas.

“Por supuesto todos podemos contribuir a cuidar el planeta en cada uno de nuestros actos. Primero, comprando en retailers que se preocupen por el medioambiente, valorando aspectos que cuiden la sostenibilidad y la economía circular. Y segundo, interactuando con las soluciones digitales de los retailers”, aclara Eva Pérez. ¿Y en qué pueden consistir esas soluciones digitales? Pues, como Pérez apunta, en cosas tan sencillas como el obtener “información ampliada de los productos a través de pantallas interactivas en lugar de utilizar soportes físicos, realizando el pago en soluciones de auto checkout y no imprimiendo el ticket al finalizar la compra.”

Compañía de Phalsbourg ha demostrado una vez más con Open Sky cómo la funcionalidad, la eficiencia y el diseño pueden desarrollarse por igual en un espacio verde y consciente, que respira y se renueva de manera orgánica. La estrategia ambiental de Telefónica ha sido esencial para afrontar el reto de la huella medioambiental en este centro comercial.

Para ello, Telefónica cuenta con el sello EcoSmart, un distintivo que muestra los beneficios ambientales que generan los productos y servicios digitales de Telefónica Empresas, con el objetivo de exponer de forma visual a sus clientes cómo, con ellos, están ayudando a proteger el medioambiente.

Este sello se compone de varios iconos según el recurso sobre el que contribuye a ahorrar el servicio. Así, se podrán apreciar los beneficios positivos a la hora de aplicar estos servicios en materia de agua, energía, CO2 y economía circular.

“Todos nuestros gestos son relevantes para proteger el planeta, y conseguir establecimientos sostenibles es un deber tanto para los retailers como para los consumidores”.

Eva Pérez,  
Head of Retail, Energy & Smart Cities Solutions
IoT&Big Data Telefónica Tech

open sky
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Un proyecto de La Razón Content para

Telefónica Empresas